fbpx
12 consejos para elegir un aire acondicionado

Para elegir un aparato de aire acondicionado que cubra unas necesidades concretas, hace falta hacer previamente un estudio de la temperatura ideal para el espacio, así como su superficie. Según sean estos requerimientos y el consumo que se haga de este aparato de climatización, el equipo deberá tener unas características u otras.

Cómo elegir el aire acondicionado más adecuado.

  1. Si no cuentas con preinstalación, lo mejor es que elijas equipos de aire acondicionado fijo, que constan de una unidad de refrigeración interior y otra exterior, adosada a la fachada.
  2. Algunas comunidades no permiten la instalación de aparatos en las fachadas del edificio. En este caso, tendrás que optar por un sistema de aire acondicionado de ventana, más antiestéticos y ruidosos.
  3. Existen aparatos de aire acondicionado portátil, ideales en aquellos casos en los que no se pueden instalar equipos fijos o si vives en una vivienda alquilada.
  4. Es importante determinar la dimensión que va a tener el espacio que debes acondicionar, así como su altura y el número de personas que van a permanecer habitualmente en la habitación o sala.
  5. Hay que tener en cuenta la distribución del lugar, las características ambientales del clima y las pérdidas de temperatura debido a un mal aislamiento.
  6. El equipo tiene que tener la potencia necesaria para absorber el calor de la habitación. Tiene que contar con 100 frigorías por metro cuadrado.
  7. Fíjate en la etiqueta de eficiencia energética. Los aparatos que menos consumen cuentan con la etiqueta A++, mientras que los que más consumen están valorados con la letra G.
  8. Los equipos con tecnología inverter ahorran una gran cantidad de energía. La velocidad del compresor disminuye a medida que se alcanza la temperatura deseada.
  9. Fíjate también en el nivel de potencia sonora, sobre todo, si el aparato se encuentra en el dormitorio. El nivel de sonoridad está reflejado en una etiqueta. No se recomienda que supere los 24 decibelios.
  10. Elige aparatos con filtros que mejoren la calidad del aire. Muy recomendables para personas con alergia o asma. Además, son antibacterianos y eliminan los malos olores.
  11. Las ventanas y puertas son puntos flacos de pérdida de energía porque el vidrio es un gran transmisor. Es posible que tires el dinero con las corrientes de aire. Apuesta por los burletes y el doble acristalamiento.
  12. Compara las características propias de las diferentes marcas de aparatos de aire acondicionado. Déjate aconsejar por el personal de las tiendas especializadas y recopila toda la información posible.

Artículo original publicado por R. Gonzalo, pisos.com

MENU